Los cuadros los completan nueve brasileños, un uruguayo, un venezolano, un ecuatoriano y un peruano. Se vienen tiempos de definiciones en las copas. Se destacan la presencia de Arturo Vidal y Luis Suárez.

Con la temporada europea recién reactivándose, las miradas se posarán esta semana en la definición de los dos torneos continentales más importantes de Sudamérica: la Copa Libertadores y la Sudamericana. Con poca presencia argentina -apenas tres representantes de 16- y dos futbolistas que se roban todos los flashes, los cuartos de final se disputarán entre este martes y jueves.

Porque el retorno a estos lares del chileno Arturo Rey Vidal y el uruguayo Luis Pistolero Suárez reposicionan a las competencias de Conmebol, las jerarquizan y también aplican en el mapa futbolero que los brasileños dominan desde hace varios años sostenidos en su fuerte economía del deporte.

Este martes y por la Libertadores, Vidal, que el fin de semana convirtió su primer gol en el Flamengo -de penal-, visitará al Corinthians en un duelo pleno brasileño, a partir de las 21:30 y con presencia argentina, porque el árbitro será Patricio Loustau, con Juan Belatti y Facundo Rodríguez como jueces de línea.

El chileno fichó por el Mengao a mediados de julio con el anhelo de ganar un título que le fue esquivo cuando jugaba en Colo Colo, hace 15 años, antes de irse a Europa.

«Es un sueño», dijo el Rey Arturo al término del partido del sábado por el Brasileirao, donde aportó su cuota en la goleada 4-1 ante Atlético Goianiense.

Pero Vidal no sería titular. Tampoco su compatriota Erick Pulgar ni el uruguayo Guillermo Varela, flamantes refuerzos del equipo que dirige Dorival Júnior, quien quiere mantener la base del equipo que llegó hasta esta instancia pero se armó hasta los dientes para conquistar su tercera corona (1981 y 2019).

El Timão, por su parte, se presentará sacando pecho tras eliminar a Boca en los octavos en una explosiva Bombonera y con la esperanza de una nueva Copa tras la única conquistada hace diez años.

Este cruce también es importante para los argentinos, porque el ganador chocará en semifinales con el vencedor de la llave entre Vélez Sarsfield -verdugo de River- y Talleres de Córdoba ?-que dejó en el camino a Colón de Santa Fe-, que se abrirá el miércoles en Liniers.

El otro duelo del miércoles tiene como protagonista al vigente campeón y máximo candidato. Es que las preguntas del millón por estos momentos son: ¿Cómo detener la marcha inmaculada del Palmeiras y quién lo puede hacer?.

El Verdão desfilaron sin mayores amenazas hasta esta instancia, por lo que se posicionan como el candidato natural a conseguir el tercer título consecutivo y cuarto histórico -el primero hace 23 años-.

Y es que la marcha perfecta del equipo entrenado por el portugués Abel Ferreira, el único con puntaje ideal en la fase de grupos, que luego arrolló a Cerro Porteño en los octavos con un global de 8-0, parece no tener fin.

Palmeiras encadenó nueve victorias seguidas (8 en la presente edición), marca que lo convirtió en el primer equipo en alcanzar ese registro en la historia de la competencia de clubes más importante de la Conmebol.

A este monstruo que lidera el Brasileirao tendrá que hacerle frente el Atlético Mineiro, nuevamente en manos de Cuca, el entrenador más ganador de la historia del equipo de Belo Horizonte, tras el despido del argentino Antonio Mohamed hace diez días.

El Mineiro tiene uno de los planteles más poderosos de América, con jugadores de la talla del brasileño Hulk, el chileno Eduardo Vargas y el argentino Nacho Fernández.

El que avance chocará con el vencedor de la llave entre Estudiantes de La Plata, el tercer argentino en pugna y que busca su quinto título, y Athletico Paranaense -actual monarca de la Sudamericana y finalista de la Libertadores 2005- que comenzarán en Curitiba el jueves (21:30).

La final de la Libertadores será el sábado 29 de octubre en el estadio Monumental Isidro Romero Carbo de la ciudad de Guayaquil, Ecuador.

Rumbo a Córdoba
En la Sudamericana, el segundo torneo en importancia, todos los focos, desde hace algunos días, están en el uruguayo Luis Suárez y su regreso a Nacional. Es cierto que llegó este domingo y parece muy difícil que tenga acción -incluso estar en el banco de suplentes- cuando este martes se abra la serie ante el brasileño Atlético Goianiense, en la ida de los cuartos de final.

El Gran Parque Central, en Montevideo y que el domingo estuvo repleto para darle la bienvenida al Pistolero y su familia, será el marco para la apertura de la serie, a partir de las 19:15 (hora argentina).

«Vine acá porque quiero ganar y ganar significa pelear por todos los torneos», dijo el Pistolero, que regresó al club uruguayo, en el que debutó en 2005 en Primera División, por cinco meses para prepararse para el Mundial de Qatar 2022, su cuarto con la Celeste, de la que es goleador histórico (68 tantos).

A sus 35 años, y después de 16 en Europa, Suárez llega sin ritmo. No juega desde el pasado 22 de mayo en la victoria de Atlético de Madrid ante Real Sociedad por 2-1 cuando ingresó a los 86 minutos. Y para tener un partido entero hay que remontarse hasta el 6 de febrero en la derrota por 4-2 contra Barcelona.

Desde aquel último partido a fines de mayo, Suárez se perdió la gira con la Selección para realizarse un tratamiento preventivo en la rodilla y luego disfrutó de sus vacaciones en Ibiza con su familia y la de Lionel Messi.

Goianiense sorprendió en octavos al eliminar a otro tradicional equipo de la región como Olimpia de Asunción, pero llega con una dura derrota 4-1 ante Flamengo por el Brasileirao.

Más al norte del continente, en San Cristóbal, también el martes Deportivo Táchira de Venezuela recibirá a Independiente del Valle de Ecuador, favorito de la llave.

El miércoles llegará la hora para el histórico San Pablo. El tricampeón de la Libertadores y ganador de la Sudamericana en 2012 dará la cara ante su compatriota Ceará.

Los dirigidos por Rogerio Céni, legendario arquero del tricolor paulista, tienen al delantero argentino Jonathan Calleri como goleador y como flamante refuerzo al mediocampista Giuliano Galoppo, ex Banfield.

Un día después, el Melgar de Perú, donde asumió el argentino Pablo Lavallén como entrenador en reemplazo de Néstor Lorenzo -asumió en la Selección Colombia-, intentará seguir dando la nota al recibir en los más de 2.000 metros de altura de Arequipa a Internacional de Porto Alegre.

La final de la Copa Sudamericana se disputará el sábado 1 de octubre en el estadio Mario Alberto Kempes, de Córdoba. Fuente: Super Deportivo

Escuchá La 100 #Nogoyá en vivo Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

Nogoyá Radios es una Agencia de Medios que cuenta con espacios publicitarios adecuados para la difusión de su Empresa, Profesión y/o Servicios.#Nogoyá Radios 3435-425167 / 3435-616203 contacto@nogoyaradios.com