Olas de calor

Los niños son muy vulnerables a las altas temperaturas, por eso es importante tomar precauciones para evitar problemas como la deshidratación o un golpe de calor. El doctor Ariel que brindó recomendaciones.
El calor sigue extendiéndose en plena primavera y la mayor parte del país está bajo alerta meteorológica por temperatura extremas.

En este sentido, los alertas del Servicio Meteorológico nacional (SMN) se emiten, cuando las olas de calor pueden ser peligrosas, especialmente para los bebes y niños pequeños, personas mayores de 65 años o aquellos con enfermedades crónicas. Los niveles del sistema de alerta requieren la toma de medidas preventivas.

El doctor Roberto Ariel, pediatra y jefe de la Terapia Intensiva del Hospital San Roque, sobre qué precauciones tomar con los más chiquitos de las familias.

A las primerizas les recomendó que “a sus bebés les ofrezcan la teta sin horarios”. Y cuando el niño no demanda “y es de día, despertarlo y ofrecerle la teta”.

Contó que “existe un preconcepto” que indica que “los niños sufren más el frío que los adultos”. Destacó que “eso es cierto, cuando hace frío. Y cuando hace calor, sufren más el calor. Los bebitos no pueden autoabastecerse, no pueden decir que tienen frío o calor, por lo que queda al criterio de los padres, cuánto abrigo ponerles, solemos ponerles de más. Uno por cuestiones sociales no anda sin ropa por la calle, los chicos podrían andar sin ropa si la temperatura ambiente así lo amerita”.

Hay una causa física, explicó, ya que “tienen mucha superficie de piel en contacto con el ambiente y poca capa de grasa que lo aísla: sui hace frío se enfrían más rápido, pero si hace calor se calientan más rápido, y al no saber procurarse solos los alimentos y la hidratación, pueden tener algún tipo de complicaciones”.

Afirmó asimismo que “lo que ningún organismo tolera son los cambios bruscos, es decir si afuera hace 40 grados y uno pone el aire acondicionado a 20º, si uno entra y sale de eso, el organismo responde mal”.

El médico desaconsejó la exposición directa al sol de cualquier persona, y sobre todo “de 10 a 16 horas” y cuando lo hagan “estar con barrera física, gorra, remera, filtro solar, de acuerdo a la piel de cada uno”. Y respecto al refrescar a los niños, cuando se va a la playa, agregó. “El agua es un muy buen conductor de la temperatura y por lo tanto, mantiene cierto grado de equilibrio, pero hay que hacerlo de a poco. A un chico, ponerlo más de 15 minutos tampoco es aconsejable. Hay que mojarlo, refrescarlo, secarlo y ponerlo en la sombra. Y repetir esa maniobra tantas veces sea necesario”.

Dijo que a veces “se confunde fiebre con sobrecalentamiento, que en el último caso con hidratación y un baño está bien, y otra, tener fiebre por una infección respiratoria (todavía hay influenza, covid y otras). Se `pueden confundir ambos cuadros, por eso se recomienda no llevar los chicos a la exposición al sol”.

Al ser consultado manifestó que la terapia del Hospital San Roque “está moderadamente ocupada; es estacional. En estos momentos tenemos tres pacientes por lo que está tranquila la terapia” por estos días. Fuente: El Omce

Escuchá La 100 #Nogoyá en vivo Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

Nogoyá Radios es una Agencia de Medios que cuenta con espacios publicitarios adecuados para la difusión de su Empresa, Profesión y/o Servicios.#Nogoyá Radios 3435-425167 / 3435-616203 contacto@nogoyaradios.com