Tras un fin de semana largo regular, a partir del viernes se aguarda un movimiento más intenso, ya que empieza el receso invernal en Buenos Aires