//Cómo tiene que ser el hombre que le robe el corazón a Laurita Fernández

Cómo tiene que ser el hombre que le robe el corazón a Laurita Fernández

“Si no tenés piel, se complica. Aunque obviamente que es difícil sostener una pareja solo con buen sexo. Hay otras cosas que tienen que estar”, declaró la ex de Nicolás Cabré. Las tres cualidades que debe tener quien intente conquistarla.

Hace más de un mes que Laurita Fernández volvió a la soltería. Aunque había preferido mantener la noticia en completo hermetismo, decidió contarlo en su cuenta de Instagram tras la pregunta de un seguidor que quiso saber si continuaba en pareja con Nicolás Cabré. Se limitó a decir que fueron tres años maravillosos, pero en la última edición de la revista Gente profundizó sobre los motivos que desencadenaron el final de la historia de amor.

Primero aclaró que el distanciamiento que tuvieron apenas comenzó la cuarentena social, preventiva y obligatoria fue muy duro, ya que no podía trabajar para distraerse ni estar con sus seres queridos para que le hicieran el aguante en ese momento tan angustiante.

Ahora pasó lo contrario y eso hizo que sea más llevadero. “En esta ocasión fue diferente para mí, lo decidimos los dos, a conciencia. Obvio que duele y es triste pero me quedo con los momentos hermosos que vivimos”, sostuvo.

Laurita no le cerró la puerta a un nuevo amor, aunque ahora está en pleno duelo y enfocada a El club de las divorciadas, el ciclo que conducirá en eltrece. ¿Cómo tiene que ser el hombre que le robe el corazón? Sus exigencias son claras: quiere un buen compañero, que tenga humor y que demuestre el interés de pasar tiempo a su lado.

El sexo también es importante. “Si no tenés piel ahí, se complica. Aunque obviamente que es difícil sostener una pareja solo con buen sexo. Hay otras cosas que tienen que estar”, dijo.

Por último, la bailarina se deshizo en elogios hacia su ex, a quien considera un excelente padre con Rufina, la nena que tuvo con la China Suárez: “Es super presente, eso me gustaba. Por eso es que también en su momento me animé a plantear el ser madre, me nació el deseo de proyectar con él, un lugar, una familia, de decir: ‘sí, es él’. Y después no se concretó, pero por supuesto que sus acciones, su personalidad, su manera de ser padre hizo que a mí, en ese sentido, en ese punto, me inspirara amor, confianza, admiración, porque sí es un papá muy amoroso”.

Días atrás, luego de varias especulaciones sobre la separación, Laurita aprovechó una nota con Intrusos para desmentir que el noviazgo terminase por continuas escenas de celos o porque el actor estuviese enojado ante el desorden que dejaba en la casa donde convivían.

“Decidimos separarnos. Qué sé yo… Es una decisión difícil cuando no hay algo que lo detona. Tenemos formas muy diferentes de pensar o querer. Él está en otra etapa. Son momentos distintos de la vida. No congeniamos. No quiere decir que él o yo haya hecho algo malo”, remarcó. Fuente: El Once