Demografía

Los resultados provisorios del Censo Nacional 2022 arrojaron un aumento de la población argentina de casi el 18% en relación a 2010, lo que puede explicarse por la influencia de la inmigración y el proceso de envejecimiento.

El crecimiento de la población argentina es «positivo y moderado», a pesar de que se registra un descenso en la tasa de natalidad, aseguraron especialistas en demografía a Télam en base a los resultados provisorios del Censo Nacional 2022, que arrojaron un aumento de casi 18% en relación a 2010, lo que puede explicarse por la influencia de la inmigración y el proceso de envejecimiento.

«Es un crecimiento moderado propio de la tendencia que tenía Argentina ya de largo plazo, y es un crecimiento positivo en el sentido de que permite alargar el proceso de envejecimiento», explicó a Télam Leandro González, doctor en demografía e investigador del Conicet.

«El envejecimiento de la población se refiere a que gradualmente va habiendo más población adulta y anciana, y cuando hay un crecimiento de la población moderado como el nuestro ese proceso se hace más lento», continuó el profesor de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

De acuerdo con los primeros resultados provisorios del Censo 2022 difundidos la noche del jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), la población argentina es de 47.327.407 personas, con un crecimiento de casi 18 por ciento sobre el relevamiento anterior realizado hace 12 años.

El 47,05% del total de la población actual son varones y el 52,83% mujeres, mientras el 0,12% no fue asociado a ninguno de esos dos sexos.

Para González, el crecimiento moderado de la población es «positivo porque les da más tiempo a los gobiernos para hacer las previsiones de políticas de salud y de previsión social tendientes a financiar y atender la población anciana que va a ser creciente en el tiempo».

A su vez, el investigador indicó que este crecimiento fue superior a lo que esperaban las proyecciones del Indec, que estimaban para este año una población de 46.234.830 personas.

«Puede parecer mucha población un millón más de lo esperado, pero igual estamos en el orden de un 2 a un 5% de diferencia entre el resultado y las previsiones, así que son porcentajes relativamente bajos que están dentro de los márgenes de error previsibles», detalló.

Respecto a las razones de este aumento, González aclaró que «deberíamos esperar a tener más información computada por el Indec para ver si el crecimiento de la población está dado por los inmigrantes internacionales».

Sobre este punto, amplió: «Las poblaciones crecen básicamente por los nacimientos, y los nacimientos en Argentina vienen en una tendencia en descenso desde el año 2015, entonces sería raro que haya habido un aumento fuerte de nacimientos el año pasado que explicara esta diferencia».

«Cuando se procese la información del lugar de residencia y de nacimientos tal vez podríamos tener una pista que explique este crecimiento», añadió el demógrafo del Centro de Investigaciones y Estudios sobre Cultura y Sociedad (Ciecs) dependiente del Conicet y la UNC.

El investigador afirmó que «si hay crecimiento por inmigrantes, generalmente vienen en edades jóvenes y refuerzan la masa laboral del mercado de trabajo», y remarcó que «toda la población activa sostiene a la población anciana».

Si bien nuestro país no presenta una población envejecida como en el caso de Cuba o Uruguay, González indicó que «estamos en proceso de envejecimiento, pero no en un grado marcado, lo cual da tiempo para planificar cambios de políticas».

Sobre la diferencia entre la cantidad de varones y mujeres, explicó que muestra una «relación normal» en comparación al censo anterior, pero se puede observar un «pequeño crecimiento porcentual a favor de las mujeres».

«Naturalmente las mujeres tienen una esperanza de vida mayor que los varones y aquí podríamos sospechar que la pandemia pudo haber aportado a este crecimiento porcentual porque hubo más mortalidad en varones que en mujeres», precisó.

En ese sentido, la investigadora del área de Estudios Migratorios del Instituto Gino Germani, Victoria Mazzeo, coincidió en que el crecimiento poblacional con respecto a las previsiones del Indec fue «más o menos elevado, con un millón de personas más».

«Si analizamos el crecimiento vegetativo (la diferencia entre natalidad y mortalidad) no es tan alto; la mortalidad se mantiene estable y la natalidad viene descendiendo desde 2015. En 2019 la tasa (de nacimientos) fue del 13,9 (por mil habitantes) y en 2020, 11,8», explicó la doctora en Ciencias Sociales y Magister en Demografía Social. Fuente: El Once

Escuchá La 100 #Nogoyá en vivo Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

Nogoyá Radios es una Agencia de Medios que cuenta con espacios publicitarios adecuados para la difusión de su Empresa, Profesión y/o Servicios.#Nogoyá Radios 3435-425167 / 3435-616203 contacto@nogoyaradios.com