//Afirman que, planteada como está la emergencia agropecuaria, “no sirve”

Afirman que, planteada como está la emergencia agropecuaria, “no sirve”

Ante la grave situación de sequía que afecta la provincia, representantes de cooperativas agropecuarias e instituciones del departamento Nogoyá, reclamaron a los Gobiernos Nacional y Provincial y a los legisladores, que declaren la emergencia agropecuaria, pero con modificaciones. “Decretar la emergencia agropecuaria como única medida, así como está planteada en la actualidad, no sirve”afirmó a AIM el presidente de Coopar, Felipe Berruhet. Las pérdidas se establecen -como mínimo- en un 50 por ciento.

 

Así como el agua causó estragos hace un par de años, esta vez es la sequia la que amenaza arrebatar la cosecha de las manos de los productores.

Están preocupados y no lo disimulan. Así como el agua causó estragos hace un par de años, esta vez es la sequia la que amenaza arrebatar la cosecha de las manos de los productores del departamento Nogoyá. Por eso, dirigentes de las cooperativas Agropecuaria  “El Progreso”, Agrícola Ganadera y de Servicios Públicos Aranguren Ltda. (Coopar), La Ganadera General Ramírez Ltda, la Cámara de Productores Lecheros de Entre Ríos (Caproler) y la Sociedad Rural de Nogoyá, se reunieron en la sede de la entidad arangurense para plantear al Gobierno la situación de emergencia, ocasionada por la sequía que afecta a productores del departamento, y que se extiende a toda la provincia.

En diálogo con esta Agencia, Berruhet explicó que en el encuentro se acordó solicitar a los legisladores un rápido trámite a la declaración de emergencia agropecuaria, debido a que, en la actualidad, las pérdidas ocasionadas por la sequia en el departamento, ya se establecen -como mínimo- en un 50 por ciento”.

Malestar generalizado

“La sola medida de decretar la emergencia agropecuaria, así como está planteada en la actualidad,  no sirve”, afirmó el contador, quien explicó que “la prórroga del impuesto inmobiliario hasta la finalización de la emergencia es contraproducente, ya que al vencimiento de la emergencia, se junta con los anticipos corrientes, y el productor sigue en crisis y no puede pagar, ni los anticipos prorrogados ni los corrientes”.

Además, las ayudas financieras nunca llegan a la mayoría de los productores, “y a los pocos a los que les llega, les llega tarde, pero además, las entidades financieras, bajan la calificación de los productores que obtienen  los certificados de emergencia o desastre,  haciendo mas difícil el acceso a créditos y o herramientas financieras”.

Berruhet recordó que “no hay exención para pagos de impuestos nacionales, ni planes especiales a largo plazo”, y destacó que tampoco los organismos recaudadores, tanto nacionales y provinciales (Afip, Ater), acompañan las medidas tomadas por el Gobierno de la provincia, a lo que sumó la burocracia para la obtención de los beneficios.

Necesidades planteadas

En el encuentro realizado en la sede de Coopar, en el que participaron además de Berruhet, Marcos Cavagna y Amilcar Olivera, de la Cooperativa Agropecuaria “El Progreso”; Fabián Chort, Rubén Leichner y Pablo   Müller, por La Ganadera General Ramírez; Bernardo Berruhet, por la Cámara de Productores Lecheros de Entre Ríos  (Caproler), y Matías Sabre, por la Sociedad Rural de Nogoyá, se definió solicitar al Gobierno que decrete la Emergencia Agropecuaria, pero introduciendo cambios, para que realmente sirva a los productores damnificados.

Además, se analizaron todas y cada una de las necesidades por actividad. Por ejemplo, para la agricultura, primó el consenso en reclamar financiación para la campaña actual, y principalmente, para la próxima. Demandar el otorgamiento de créditos blandos, a pagar como mínimo en cinco años, con tasas subsidiadas y periodo de gracia, así como la refinanciación de pasivos  actuales. También, demandar al Gobierno la posibilidad de tomar pagos a cuenta del incremento en el costo del gas oil, y peticionar que se instrumente ayuda financiera a través de las cooperativas.

Para la ganadería, se reafirmaron los mismos puntos que se pidieron para la agricultura, y sumaron el pedido de ayuda financiera a través de la Sociedad Rural de Nogoyá, además de una compensación económica, por venta forzosa.

Para la lechería, los reclamos fueron similares pero proponiendo que la ayuda financiera se instrumente a través de la Caproler.

A reclamos, buenas propuestas

Berruhet afirmó que, si bien se realizaron reclamos, también se presentaron propuestas para solucionar la nueva crisis que se avizora por la sequía. “No sirve reclamar si no se proponen soluciones. En este caso, se acordó plantear modificaciones al actual régimen de emergencia agropecuaria, canalizar los reclamos y solicitudes a través de las entidades intermedias (cooperativas, Sociedad Rural y Caproler); diferenciar las medidas por actividad: agricultura, ganadería, tambo, economías regionales y establecer medidas a nivel Nacional y Provincial”.

El detalle

Al Gobierno provincial, los productores le reclaman la prórroga del Impuesto Inmobiliario, ya que consideran que por el periodo de la emergencia es contraproducente. “Hay que plantear la exención o pago  programado a largo plazo”, reclamó Berruhet.

También se pronunciaron contra el aumento del impuesto previsto para este año (un 35 por ciento), ya que incrementa el costo para el productor, en forma directa o con  arrendamientos más caros.

Demandaron al Gobierno ayuda financiera, diferenciada por  actividad (agricultura, ganadería, tambo, economías regionales). “Hay coincidencia que los créditos anteriores con un plazo de un año o una campaña, no sirve. Por eso acordamos solicitar créditos blandos, con tasa subsidiada, con un mínimo de cinco años, en lo posible con periodo de gracia de seis meses o un año”.

Otros reclamos fueron agilizar los canales de ayuda y desburocratizar los tramites; que las medidas lleguen en tiempos oportunos, y no cuando ya sea tarde y que, para calificar a los sujetos de créditos, no se mire solamente la situación actual, sino también la proyectada.

Los representantes de las entidades presentes también le hicieron al Gobierno de Mauricio Macri los mismos pedidos que al de Gustavo Bordet, además de reclamarle beneficios impositivos,  como la utilización de saldos  técnicos y de libre disponibilidad para el pago de cargas patronales, y los pagos a cuenta  del gas oil.

El compromiso del sector

Las entidades participantes se comprometieron a brindar los datos estadísticos  necesarios para determinar  y nuclear los reclamos y pedidos de los productores; determinar  la necesidad financiera en unidades de medidas de acuerdo a la actividad, ( por hectárea, por litro de leche, y cantidad de cabezas, entre otros); así como colaborar en todo lo que sea necesario para la concreción de las medidas.

De la Redacción de AIM.