//Una graduación especial

Una graduación especial

Sueño cumplido

Se trata de una familia que decidió dejar de lado los prejuicios y reanudar los estudios que habían abandonado. «No había motivos para decir no puedo», indicaron los flamantes graduados.

Cuando se quiere, se puede. Ese fue el mensaje que repitieron una y otra vez, tres de los integrantes de la familia Stier. Maria Eugenia, es mamá de un nene de siete años, y en diciembre obtuvo el título secundario junto a Clotilde, su mamá y Daniel, su papá. Los tres, como bloque y contra todo, superaron los tres años de presencial y distancia a través del «Vuelvo a Estudiar». Cumplieron «un sueño» que exponen con el certificado del ministerio de Educación provincial y junto a su medalla.

La familia es de Oliveros (localidad del Departamento Iriondo, en la provincia de Santa Fe), por distintas razones debieron dejar o eligieron en su momento no terminar el ciclo secundario. Pero años después, tras convertirse en un objetivo pendiente, se dieron otra oportunidad. No fue fácil, hubo mucho prejuicio propio y ajeno y hasta tuvieron que volverle a sacar punta a los lápices guardados para entregar trabajos prácticos, conseguir la regularidad y animarse a los coloquios.

El Ministerio de Educación ofreció para quienes no habían concluido el secundario una modalidad a distancia, de acuerdo a la información oficial, el Plan Vuelvo a Estudiar despliega una serie de estrategias tendientes a lograr que los estudiantes retomen, permanezcan y egresen de la escuela secundaria, con foco en la apropiación y construcción de aprendizajes que posibiliten un nuevo proyecto de vida.

En primer lugar, los equipos interdisciplinarios de la provincia, junto con los municipios y comunas, buscan una estrategia para que les permita volver a estudiar. Mientras tanto, las escuelas generan un espacio motivador, y trayectorias educativas de calidad, atendiendo especialmente la realidad de cada uno, y fortaleciendo también el vínculo de los demás estudiantes con la escuela secundaria.

Pero, además apuesta a las tecnologías de información y la comunicación (Tics), y haciendo uso de los entornos virtuales amplían el alcance del programa con una iniciativa inédita e innovadora de cursado semipresencial destinada a estudiantes mayores de 18 años. La propuesta, que contempla el acompañamiento de docentes tutores, implica una parte del cursado virtual y encuentros presenciales en sedes territoriales cercanas a los estudiantes.

En la localidad del departamento Iriondo, la conexión la hizo Oliveros en Red. Una organización macro de instituciones locales que busca acercar distancias, abastecerse de las necesidades sociales y crear vínculos. Hace varios años comenzó incipiente con ideas y objetivos claros, que con el correr del tiempo calaron hondo en las necesidades de la comunidad. Entre los proyectos que ejecutaron estuvo la convocatoria a los jóvenes o adultos que quieran terminar el secundario.

En total fueron unos veinticinco los estudiantes que se graduaron, en las que las historias de vida de cada uno los llevó a tomar la decisión de desertar. En el caso de María Eugenia fue mamá y decidió abandonar, y su madre años atrás tuvo una historia similar y su marido debió salir a trabajar. Pasaron muchos años hasta que se animaron a anotarse para concluir un ciclo que se cuestionaban si valía la pena por el miedo a enfrentarlo, pero claro, una vez que empezaron a andar, valió la pena, el tiempo y las ganas.

En el medio Daniel tuvo un accidente laboral y a Clotilde le diagnosticaron diabetes, pero ni siquiera las largas noches en el hospital le impidieron continuar: «Siempre llevaba impreso los apuntes que nos daban, hacíamos los trabajos y las tareas, leíamos mientras estábamos internados, después cuando llegaba a casa los pasaba en la compu», describió Clotilde, sencilla y con los ojos que destellaban luz.

Ella, mamá de varios hijos y abuela, fue quién siempre tuvo en claro que quería hacerlo y se puso como líder del equipo: «Yo quería terminar, gracias a Dios me acompañó mi familia, muchas amistades que se prestaban para los proyectos y demás. No había motivos para decir no puedo». Porque aún en los días difíciles y de agobio después de la jornada laboral, siempre se tenían para animarse a seguir.

Con ellos funcionó a la perfección el sistema: «La metodología de estudio es completamente distinta a la que uno estaba acostumbrado», confió Maru con su enorme sonrisa desplegada. No fue sencillo cruzar el umbral de la mano de sus papás para retomar el estudio, pero todo eso que en algún momento les generó temor, se convirtió en la mayor de las fortalezas.

El acompañamiento de los profesores, aún a distancia, fue significativo para todos y así lo describió: «Fue muy lindo, continuamente se preocuparon por cómo estábamos, si necesitábamos algo. Fue muy diferente y lindo». Inclusive su nene de siete años la acompañaba en la modalidad presencial, el mate recorría el aula y el humor afianzó los vínculos.

Clotilde fue concreta: «Tenía miedo de entrar al cajero porque no sabía qué hacer». Pero se encontró con que lejos de generarle alguna complicación con la modalidad virtual, pudieron encontrarle la vuelta y desenvolverse fácilmente con el manejo en la computadora: «Quedé admirada, porque uno no se tiene confianza, pero lo fui superando», avanzó.

Los papás fueron los primeros en ser llamados en su acto de colación, María Eugenia sacaba las fotos al pie siendo cómplice y feliz. La admiración de verlos esforzarse, de que encontraran motivos para superarse, que vencieran los prejuicios y que además lo hayan compartido juntos la dejaba sin palabras. Era un gran logro, porque además le tocó recibir su diploma y medalla a ella, pero más allá todavía fue un logro compartido.

Las anécdotas salían sin cesar, las expresiones dejaban a la vista la felicidad del objetivo cumplido, no fue fácil pero entendieron fundamentalmente que no era imposible y que sólo dependía de ellos. Mientras ya evalúan qué seguir estudiando, llaman a todos los que tengan que cumplimentar el ciclo lectivo que se animen, que es posible. (La Capital)

Escuchá La 100 #Nogoyá en vivo Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

Nogoyá Radios es una Agencia de Medios que cuenta con espacios publicitarios adecuados para la difusión de su Empresa, Profesión y/o Servicios.#Nogoyá Radios 3435-425167 / 3435-616203 contacto@nogoyaradios.com